6 Razones para usar la Bicicleta

Casi todos sabemos usar una bicicleta, y los que no sabemos podemos aprender fácilmente. Y a más de uno le ha cruzado la pregunta por la mente: la bicicleta puede movernos un fin de semana hasta sitios lejanos, por qué no puede movernos entre semana a donde ocupamos ir? La respuesta es que sí puede. La bicicleta es un medio de transporte de corto/mediano alcance que en muchas situaciones puede resultar más efectivo que un automóvil.

Prueba de ello son los inmensos esfuerzos que se han hecho en otros países por incorporar la bicicleta al entorno urbano. ¿Sabía usted, por ejemplo, que en Dinamarca existe casi igual número de bicicletas que personas? En este mismo país, a pesar de sus condiciones climáticas extremas, cada persona en promedio recorre 958 kilómetros en bicicleta por año.

¿Por qué es tan popular la bicicleta como medio de transporte actualmente? Bueno, considere algunos de sus beneficios:

Es un medio de transporte económico. No requiere gasolina, no requiere cambio de aceite, y el desgaste sobre sus partes mecánicas es mínimo. El combustible, en términos prácticos es grasa, la cual abunda en el ser humano moderno.

  • Es eficiente. Estudios muestran que el ser humano en una bicicleta se encuentra entre los sistemas más eficientes que existen en términos de energía consumida por recorrido.
  • Es agradable. La bicicleta es un medio de transporte abierto, que no encierra al conductor en una burbuja aislada del resto del mundo. Eso significa que el ciclista puede disfrutar de la ciudad y de su entorno mientras se mueve, a diferencia del conductor que en la mayor parte de los casos ni cuenta se da de lo que sucede a su alrededor.
  • Es limpio. Comparado con el automóvil y el autobús, las emisiones de CO2, NOx, e hidrocarbonos de un ciclista son mínimos. Eso significa un ambiente más limpio para todos.
  • Es efectivo. La bicicleta puede moverse, en distancias cortas, a velocidad promedio comparable con la de un automóvil. No se ve afectada por embotellamientos, por saturación de vías, ni por ausencia de parqueo. La bicicleta ocupa solo un 8% del espacio que ocupa un automóvil, lo cual la hace fácil de transitar y parquear en el entorno urbano.
  • Es saludable. La bicicleta es saludable desde un punto de vista físico y desde un punto de vista mental. Al no estar sujeta a embotellamientos y problemas de parqueo, le ahorra al conductor una buena cantidad de estrés al transitar. Adicionalmente la bicicleta brinda ejercicio aeróbico constante durante todo el recorrido, sin sacar a la persona de su rutina diaria. Una buena parte de las personas que adoptan un programa de ejercicio físico constante lo terminan dejando al poco tiempo debido a la ruptura que implica del horario normal: sacar una hora del día para ir a hacer ejercicio, fuera de la ruta normal de tránsito, y con una serie de ritos y preparaciones totalmente salidas de contexto. La bicicleta se integra completamente al horario de la persona y le permite ejercitarse mientras vive su vida normal.

No es coincidencia que millones de personas en todo el mundo elijan una bicicleta como su medio de transporte. Cuando se toman en cuenta sus beneficios integrales, la bicicleta supera totalmente al automóvil para recorridos cortos.