Novedades Técnicas en las BTT

Hace ya tiempo que el universo de las BTT está en un continuo proceso de mejora, tanto en lo referente a los materiales utilizados, como a las técnicas de producción de los mismos. Las innovaciones tecnológicas están marcando un antes y un después en este sector, las novedades suelen ser incorporadas a las líneas de montaje con una frecuencia cada vez más alta.

En el apartado de fabricación de cuadros, destaca últimamente la innovación relativa a los cuadros rígidos para las MTB, la reducción de conjunto operada en el peso de un cuadro de este tipo es espectacular. Se están consiguiendo pesos que apenas superan un 1 Kg., algo hasta hace relativamente poco impensable, y todo ello con la integración de la tija del sillín en el cuadro. Estos modelos de tija integrada para alta montaña están resultando muy eficaces y su relación coste- beneficio francamente óptima. La combinación de fibras de carbono HM y la construcción tubo  por tubo aúnan rigidez con ligereza mediante una precisa alineación de las fibras, todo esto refuerza las zonas más comprometidas estructuralmente, aligerando aquellas que no soportan cargas tan elevadas.

Otra novedad tiene que ver con el pedalier, la conformación del sistema  multiformato en aluminio mecanizado intercambiable, es una solución tecnológica que permite rebajar el peso y aumentar la rigidez de esta parte tan sensible del cuadro.

También los anclajes para freno disfrutan de nuevas actualizaciones, la marca BH, ha presentado recientemente el anclaje de freno trasero (Evo Brake Mount) que consigue mejorar notablemente el rendimiento del freno trasero, logrando un ángulo de ataque muy optimizado. Este anclaje consigue unas prestaciones impresionantes, reduciendo las vibraciones de la pinza, con un aumento en la potencia de frenada y, de paso, una disminución de los ruidos producidos en una frenada. La solidez de este nuevo anclaje supera hasta en un 30% el de los tradicionalmente utilizados en las MTB y con la nueva ubicación de la pinza de freno trasero, lo protege de golpes y enganchones.

La marca de Beasaín consigue en su Ultimate 9.9 la asombrosa cifra de solo 8.5 Kilogramos de peso total en su talla mediana, todo un record de integración y reducción de pesos entre los distintos materiales. Una vez más demuestran su liderazgo en el mercado de las BTT, por algo la historia de este legendario fabricante de todo tipo de bicicletas se remonta al año 1908, y a lo largo de sus más de 100 años han demostrado con creces su capacidad de innovación y adaptación, todo un ejemplo.

Prepara tu bici para el invierno

Afortunada o desgraciadamente, el verano ya se fue. Con la llegada del frío y la lluvia, hay pequeños detalles que se deben tener en cuenta antes de montarse en la bicicleta. Desde la elección de los neumáticos, pasando por los frenos e incluso el uso de gafas con cristales claros, hay varios cambios que el cambio requiere tiempo. Toma nota!

La llegada del otoño y el invierno nos sugieren rápidamente que nos pongamos más ropa y que aumentemos la ingesta de calorías. Pero no solo tenemos que tener esos factores “personales” en mente, también deberíamos preparar nuestra bici:

  • Neumáticos: Si tienes la posibilidad de elegir unos neumáticos para invierno, elige unos con los tacos más espaciados. No importa la marca, todas tienen este tipo de neumáticos que te permitirán un paso más sencillo por zonas embarradas o de arena.
  • Frenos: En invierno se acumula más fácilmente la suciedad en la zona de las zapatas. En el caso de zapatas convencionales para frenos tipo cantilever o V-brake, elegiremos pastillas de freno sintéticas. En caso de frenos de disco, elegiremos metal o resina, siendo esta última la mejor opción para evitar el molesto ruido (aunque su duración es menor).
  • Lubricante: En invierno se recomienda el uso de aceites sintéticos para clima húmedo. Aunque esta característica debería estar impresa en el envase del producto, lo mejor es que preguntes en tu tienda habitual.
  • Guardabarros: Al circular sobre terrenos mojados o embarrados nuestra bici hará saltar agua o barro que puede acabar calándonos a nosotros o al compañero que llevamos detrás. Para evitarlo nada más fácil que montar un ligero guardabarros.
  • Puños: El problema lo tienen aquellos que monten puños de espuma. Estos deberían ser sustituidos por materiales más adherentes y no absorventes por si acaso llegara a llover durante nuestras salidas.
  • Impermeabilización: Cualquier orificio por el que pueda entrar agua en el cuadro debe ser sellado. La entrada de agua puede suponer la oxidación y la pérdida de cualidades del cuadro.
  • Iluminación: En invierno los días son más cortos, por lo que conviene llevar algún tipo de iluminación para poder apurar la jornada. No olvidar los reflectores.

Y tu, ¿ya tienes la bici preparada para el invierno?